Joel Valverde Locutor Profesional

 

 

Quizás tu seas uno de los pocos afortunados que puede conseguir fácilmente una actuación impecable de tus músicos en la primera toma, pero la mayoría de nosotros no tenemos tanta suerte. 

Una de las técnicas de producción más ampliamente utilizadas para conseguir una gran toma final de casi cualquier instrumento, es compilar una pista master con las mejores partes de una serie de tomas anteriores. Este proceso, conocido como "Comping" (que es la abreviatura de "compilation", compilación en inglés), se ha convertido en una herramienta estándar para los productores e ingenieros de todo el mundo. Por ello, no es sorprendente que muchos cantantes le tengan un especial cariño a esta técnica, ya que hace su trabajo bastante más fácil. Después de que haber calentado, se le pide al vocalista que se ponga delante del micrófono y cante su parte al menos, tres veces; luego ya se puede ir a casa. A partir de ese momento ya es trabajo del productor y el ingeniero componer una pista master juntando las mejores partes de todas las tomas. Hay una serie de métodos para hacer esto, pero todos son variaciones sobre el mismo tema. Aquí está la forma en que me enseñaron hacerlo a mí.

El método clásico

Si bien es cierto que con sólo dos tomas tenemos lo necesario para crear un Comping, cuanto más pases tengamos para elegir, mejor, dentro de lo razonable, por supuesto. Tener demasiadas tomas generalmente puede hacer que el material se vuelva confuso y que luego necesitemos demasiado tiempo para ordenarlo. El número ideal de pases parece ser cuatro o cinco, aunque muchos productores prefieren tener al vocalista cantando la canción hasta que consiguen que la toma sea casi perfecta antes de pasar a grabar tomas adicionales, en un esfuerzo por conseguir la grabación definitiva sin tener luego que lidiar con tanto material. Independientemente del número de pases y la calidad de las actuaciones, si tomamos las notas de forma precisa y bien organizadas, mientras que escuchamos cada pase, podremos acabar con el Comping en un tiempo muy razonable.

Si bien es posible a compilar palabras individuales o incluso sílabas, hacer una compilación por frases es lo más adecuado y fácil. He aquí cómo hacerlo:Debemos obtener una copia de las letra y dividirla en frases claras. Si no tenemos la letra o si vamos a hacer el Comping una pista instrumental, entonces simplemente dividiremos cada sección de la canción en frases. A lo largo del lado izquierdo de la página, colocaremos un "1" para el "primer pase" y nos prepararemos para hacer nuestras marcas en esa línea. Escucharemos con atención durante la reproducción, juzgaremos lo que estamos escuchando y tomaremos notas con las siguientes marcas de evaluación después de cada frase.

= fuerte = plana G = bueno VG = muy bien X = ¿malo? = "No puedo decidir"

Repetiremos este proceso para la segunda pasada, el tercera y así sucesivamente. Echa un vistazo a nuestra hoja de ejemplo de un Comping vocal y así tendrás una idea más clara de a lo que nos referimos. Después de escuchar a todos los pases, trataremos de armar una única línea vocal juntando todos los trozos. Comenzaremos por escuchar todas las frases "VG". Si una frase marcada "VG" no suena tan bien como se pensaba originalmente (esto sucede a menudo), iremos a las frases marcadas una "G" y verermos si alguna de estas nos sirve. Si ninguna de las frases "G" funcionan bien, seguiremos adelante y probaremos con las que antes teníamos dudas "?". Si después de todo seguimos sin encontrar una frase que nos guste, iremos a los pases marcados con una "X" a ver si los vemos con otros ojos y cambiamos de opinión. En el caso de que una frase siga sin funcionar, intentaremos hacer Comping por palabras o sílabas  y en última instancia, considerar el uso de la corrección de tono (“Melodyne, Auto Tune”, etc.) para conseguir lo que necesitamos. 

Este método funciona mejor durante la grabación, ya que las notas dictarán si hay una frase que no está a la altura del resto de la actuación. Entonces nos podemos concentrar en esa línea hasta obtener el rendimiento que se necesitamos. Si no hacemos esto durante la grabación, no hay porqué preocupase. Basta con escuchar con detenimiento cada pase, tomar nota y estar preparado para la corrección de tono si hay una línea o una frase que no es tan buena como las demás.

Haciendo “Comping” vocal en nuestro DAW

Actualmente, la mayoría de aplicaciones musicales (estaciones de trabajo de audio digital) permiten un fácil Comping a través del uso de capas, que son básicamente varias tomas que se apilan dentro de una misma pista de audio. Por ejemplo, si utilizas Pro Tools, debes seleccionar el botón de ”Playlist” con el fin de revelar las diferentes capas dentro de la pista. Primero debemos hacer “solo” en la pista superior y a continuación en cualquiera de las capas inferiores para escucharla de forma aislada. Comenzaremos la edición de compilación creando una nueva capa en blanco dentro de una pista determinada. Ahora todo lo que tenemos que hacer es seleccionar la parte de la toma o el clip, hacer click en la flecha hacia arriba y la selección se transferirá automáticamente a la nueva capa. Luego desactivamos la función "solo" de las pistas inferiores para escuchar únicamente la compilación de la línea superior. 

Encuentro que lo mejor es editar el borrador mientras escuchamos al menos la base rítmica y algún instrumento armónico, para así poder comprobar que nuestro borrador está ajustado en tono y tiempo a la canción. El Comping es un procedimiento muy común en estos días y no sólo se aplica en las voces, sino también a pistas de todo tipo de instrumentos, por lo que vale la pena adquirir soltura con esta técnica. La compilación proporciona grandes resultados y ahorra mucho tiempo. Debes tener en cuenta que el Comping por palabras o sílabas puede hacer que una línea vocal sea perfecta, pero potencialmente también puede hacerla sonar poco natural. Habrá que tener cuidado y buscar siempre un compromiso adecuado.

En términos generales, cuanto menos ediciones hagamos, mejor. También es importante tener en cuenta que no todo tiene que ser técnicamente perfecto, lo importante es que se sienta bien. Como dice a menudo mi buen amigo y legendario productor e ingeniero Ken Scott, "La perfección viene del alma, no de la cabeza."


Publicado para Universal Audio por Bobby Owsinski.

Post original en inglés: http://www.uaudio.com/blog/studio-basics-vocal-comping/

Traducción y adaptación: Mas Acoustics.

Contacta

Ponte en contacto conmigo si tienes en mente un proyecto. Podrás asistir a la grabación en directo de tu proyecto vía Source Connect o Skype.

logo skype
logo Source-Connect

pressupost

voice123  bodalgo  vip  voicesoncall  inter voice over